lunes, 8 de marzo de 2010

Mujer

Mujer, tosca herramienta de trabajo
acostrumbrada a obedecer
sus pies desnudos en el barro
el sudor en gotas por la piel.
Encorvada silueta callada,
caminándo con firmeza
por la tierra empedrada
lleva sus carga con fuerza.
Sus pies como árbol
de raíces profundas
venas que brotaron
y no florecieron nunca.
Rígido destino que seguir
nómada ilusión
hijos, sangre que parir
una vida sin razón.
Llagas de piel cansada
quemante hastío al sol
muralla de tez quemada
que nadie derrivó.
Es cuan esfinge pura,
rústica estatua de carne
con la mirada dura,
con un retumbo en la sangre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario