sábado, 15 de diciembre de 2012

La mañana siguiente




Decía que no podía quedarse y se quedaba, temprano, como siempre,  con el jarro de café en la mano y la mirada vagando fuera de la ventana. Como todas las noches, se despedía para no volver, una y otra vez.
Esa mañana se fue.
Ella lavaba el fogón para preparar el desayuno, cuando sintió la soledad punzándole la espalda; creyó que era un mal aire, pero era algo más contundente y pesado.



Todo se empezó a ver borroso tras la cortina de agua.



viernes, 14 de diciembre de 2012

Fractured wings



Am I born from wind
That, I can not tell.
Fear is just an emotion
And my wings are made of earth.
I am surrounded by un mercy
been exhausted and defeated,
calling out a name of angels
A cry muted of despair...
the storm succeeded.
Your hands has made paths
on my skin...
The glory days forever gone.
Has  sorrow blinded  my sins?
I can not embrace you,
my  knight of the mist and fog.
I have fallen from mercy, 
On a land of steal...
I will not condemn you,
You will not forgive...
I'm a  trembling echo 
of a fairy in tears...

domingo, 15 de abril de 2012

Mi casa

Del frío es la espada que asoma constante por cualquier rincón
para partirte en dos las ganas de salir a ningún lado.
La calefacción es una ayuda que no necesariamente te cambia.
Este lugar  es tan triste como sus habitantes, aunque algunos
en verdad, en la privacidad de los hogares, les juro que sonríen.
Yo me quejo de todo y por todo, para no perder la costumbre;
como si ayudara en algo y después me siento infinitamente culpable.
No comparo, mejor no comparo.
El cielo azul de aquélla ciudad  bulliciosa, bajo un sol que no miente.
Allá se sueña con mundos distantes sin saber que
estos mundos  son diferentes más no necesariamente mejores.
Hamburgo es una mujer alta, con tacones, sobervia y bella.
Mi casa es   mujer sencilla, que  se ríe de  todo y hermosa, muy hermosa.
Hay bueno y malo en cada una de las esquinas del mundo.
A veces no quiero recordarla porque sé que duele,
duele su distancia, su deterioro público, la mancha de sangre, de dinero.
Me duele como todos, por que la quiero.
En medio de calles perfectas y aceras sin basura, la extraño.
Vine porque el miedo me violaba, me mutilaba la voz,
me poseía como demonio, truncándo la libertad.
Y como soy cobarde, corrí en vez de luchar...
¿Luchar contra quién, contra qué?
En mi tierra al "cambio" se le dice "igual"
Aún así, la amo, con sus defectos, la falta de madurez,
le gusta burlarse de todos y  reírse de sí misma
y jamás ser humilde sin dejar de ser altiva,
No sé lidiar con su humor  fluctuante como su tiempo...
Cuando no tenga nada más que perder con la muerte, volveré.



jueves, 12 de abril de 2012

Simplemente

No me da  vergüenza  aceptar que ha ocurrido así
 a la entrada secreta le puse una señal...
Voy acechándote en las puertas de todas las mañanas
apresurándome a llegar, justo antes de que te vayas a a dormir.
 Vestida de luto, mi luto  blanco,
 tu vigilia...me destiñe las excusas
que doy para dimitir...
Yo no sé si estas cosas mías de ser tan inmadura
se logran superar...
Si te pilla la lógica, como suele suceder, prescindirás de mí...
 Tu con tus libros de entrega, la boina que ya no llevas
aun así te pintaría como revolucionario en un perfil.
Ya lo tengo todo planeado, hasta la separación
porque lo que empieza siendo viejo,
no se hace joven en el trayecto   y se termina por  extinguir,
Y Antes de eso...
Volvemos a las andanzas, besos y cruzadas con mi espadachín!
Conquistamos   aldeas, iniciamos castas, noches de orgía y excesos
salvamos los quijotes, damos la pelea...
Borracheras sin dormir...
Seres  desalmados, compartiendo besos.
que  bajo las sábanas  pueden   delinquir
dame de baja, abreme por dentro.
tu filosofía sube mi aposento,
me levanta en ancas, me come entera y me vuelve a abrir.
hazme  de las tuyas, en derrota espero...
A que nunca, nunca dejes de mentir.



domingo, 26 de febrero de 2012

La Casa Verde

El mismo ciego y los mismos dedos hablando juntos, la misma melodía. Las sillas desnudas . Hedor a vino barato, tabaco y ruina. ..Todo era olvido. 
Un lugar tan perdido, tan apartado de lo que pudo ser... En la esquina estaba ella,  que era mucho menos de lo que pretendía. Los párpados azules se marchitaron antes que la sonrisas. El baile de autómata por el suelo sucio:  Tómame de la cintura, como a una colegiala y llévame de aquí, lejos, lejos donde no sea vieja, donde no se decapiten las  mujeres en los riscos. Aléjame de este lugar maldito, de zancudos  y pies desnudos. Imploraba su  alma callada al último que pagaría por sus servicios. 
 El acordeón convulsionaba tangos, señalando fracasos,  acribillando  el  silencio del pueblo que dormía.

lunes, 8 de agosto de 2011

De un hadas y mortales

Tenía tatuado en sus brazos el rugido del mar,
con el esfuerzo de la ola que vomitaba el agua, lo conocíó.
algo en sus alas se extremeció al verlo jugándo
entre la espuma.
él le habló, ella entendió, le respondió sintiendo el altar de sus ojos
abatidos por lo incierto...jamás..

La tarde en eterna muerte, prendida en la hoguera del ocaso..
se enamoró de sus palabras seguras, llenas de la vida...
la vida que no vería, que no compartiría jamás con ella..
Jamás...pensó que era lo mejor...

Le extrañó entre desvelos de alba repletos de nostalgia,
convulsionando en sollozos agonizantes..
por más que huyó de la tormenta, de la sensación de périda..
de caída libre... muerte segura hacia el vacío,
de esa enfermedad incurable que nos pierde hacia el infierno,
hacia ese ardor en los ojos, ese palpitar de insectos en las entrañas...
Lo imposible de su recuerdo, la extremeció de tristeza.
No podía ser, se dijo.. no sería jamás..
él era sólo un mortal... la razón impasible gritaba eso, Jamás..

jamás, se burlaba el aire en sus oídos al volar...
jamás, gritaba el eco de los riscos nevados...
jamás, jamás, decían las espigas columpiadas...
Jamás podria ser... el hombre pertenece a la mujer..
No es posible, aullaban las sirenas del navío perdido..
pero por unos instantes... por segundos talvez,
ella estaba segura, por un momento..lo fue...

lunes, 6 de junio de 2011

Un día común

Y ella y sus dedos bailaban con: la escoba...
el labial
los cabellos
la pulpa
el pecho
el sexo
el dinero

Él con los dedos aprisionaba: El volante
Las llaves
el abrigo
la perilla
el arma
el teléfono
la reja...