lunes, 30 de agosto de 2010

Elecciones.


Compraron el país por las playas
mansiones de alta temporada.


Matizándo drogas en los balcones,
de hoteles como enormes mansiones.


Con su permiso, le garantizo lo mejor,
chicas bellas, cualquiera de ellas, lo hará un dios.


El turista accede a dar millones
el político jura, no hay negocio mejor.


Verano amable para los místers,
recién lustrados zapatos de golf.


Discurso de candidato, manos levantadas
Esta vez, las cosas se harán mejor.


En parques y plazas los enemigos,
se dan el abrazo de la unión.


Voz ronca de promesas
en la noche de desición.


No entiende de política la amante
que aburrida espera en camisón.


Quedaron los mismos de siempre,
ayer se combierte en hoy.


Los puentes caen, la pobreza quema,
el pueblo resignado, pierde otra elección.







No hay comentarios:

Publicar un comentario