miércoles, 26 de agosto de 2009

La Roca

Quisiera ser una piedra
repleta de musgo y tierra,
que estática permanezca
entre lo verde de una pradera.
Que no salga del olvido,
de entre cualquier piedra.
gris, empapada del rocío
en la mañana serena.
Que no llore, que no sienta
sólo un figura de hastío,
que entre el pasto se pierda.
Que no muerda el viento frío,
que no huela a primavera,
sin necesitad de alivios,
sin que la soledad la hiera.
Que no requiera abrigo
escondida sin gloria ni pena,
pequeña, sin ningún brillo
¡fuerte, ruda, perfecta!
Si pudiera ser yo algo
¡¡Quisiera ser una piedra!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario