lunes, 6 de julio de 2009

El proceso.

Dirías que me he volcado a soñarte,
como una especie de delirio
que me aparta del tormento.
el ir y huir en las horas vacías
por este estúpido anhelo.
la realidad, es en verdad más pasmosa que el silencio.

no me sacarás de entre las llamas,
como un héroe tiznado y adolorido
con la carga de penas que no se sabe que poseo.
No te erigirás como el gigante,
al fín bueno de algún cuento.
tu no estarás.
no me abrirás mis ramas,
no traicionarás tu sueño.
ya no me sirven plegarias,
mi inexpugnable viajero.

Yo imagino tus ojos,
me avanico con tu pelo,
y al final de toda el drama,
y de tanto movimiento:
esto no es más que la trama
de un espantoso proceso.
Me lo invento todo,
mi vida no es más que eso.
Un oceano de arena perdido
entre tantos miedos.
columpiándome en la espiral escarchada
de tus miradas de hielo.
Que perdedora!
sería mucho pedir
para un caballero de duelos
que baje los libros y me vea a mí,
una tosca dulcinea de pueblo.

1 comentario:

  1. No creas, los caballeros suelen buscar la verdad que no encuentran en las princesas en la simpleza de las dulcineas.
    Y, como dice tu título, todo es un proceso.
    Sigue adelante con tu blog, es tu espacio para gritar o susurrar al mundo lo que sientes.

    ResponderEliminar