miércoles, 8 de julio de 2009

Peregrina

La guardia nocturna de millones de estrellas se dispone a partir.
El cielo ha llamado la más vieja de estas,
que puntualmente se viste al venir.
comienza el desgano de la ruta impuesta,
tras tantos días, semanas..salir
del frío extremo y de las tormentas
este mar de arena que no tiene fin.
creer que es polvo lo que está en las venas
pensando solamente en subsistir.
Un día, tan solo un día,
que no apareciera el sol a derretir.
una vida dibujada en huellas
que se exhiben para desteñir
todo el peso que el vivir enseña:
si el pasado es sordo, ciego el porvenir.
tantas idas y tantos cometas
todos los planes, lo que prometí;
al caer el sol, con plena consciencia
al caer el sol, dejan de existir
vuelvo de nuevo a desandar la brecha
al valle de la luna donde no nací
más me ha nutrido con otra placenta
no me iré nunca, talvez piense así
con la esperanza de una promesa,
de que un día tu querrás venir.
a mirar la luna desde una cresta.
dejándolo todo por serguirme a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario